Interesante

A veces el rechazo nos salva: Entrevista con Suzanne Roberts, ganadora del Premio Nacional de Libros al Aire Libre 2012

A veces el rechazo nos salva: Entrevista con Suzanne Roberts, ganadora del Premio Nacional de Libros al Aire Libre 2012

David Miller entrevistó recientemente a la poeta y autora Suzanne Roberts, cuyas memorias de la caminata por el sendero John Muir, Casi en algún lugar, recibió el Premio Nacional de Libros al Aire Libre 2012.

DM: Felicidades por ganar el Premio Nacional de Libros al Aire Libre 2012 por Casi en algún lugar. Recuerdo que trabajaba en este libro cuando hablamos por primera vez en 2010. Me interesa cómo tomó forma el camino de este libro. ¿Puede explicarnos un poco de su viaje original en Muir Trail, a través de su desarrollo como escritor, a trabajar en este libro y su eventual publicación?

SR: Tenía dos clases que tomar para terminar mi carrera cuando regresé de caminar por el sendero John Muir en 1993, y en una de esas clases, un curso de literatura femenina, nos animaron a escribir una pieza creativa para el examen final. Escribí un ensayo que se convirtió en la semilla del capítulo 10, "El fantasma del paso de Muir". En las clases de literatura que imparto, siempre termino con un proyecto creativo, les cuento a mis alumnos esa historia y les digo: "Nunca se sabe, pero es posible que estés comenzando tu libro". Ciertamente no sabía que estaba comenzando un libro en ese momento.

Primero necesitaba encontrar a otras mujeres que escribieran sobre la naturaleza, así que leí a Mary Austin, Isabella Bird, Annie Dillard, Pam Houston, todas las mujeres que escribieran sobre la naturaleza a las que pudiera tener acceso. No podía escribir mi propio libro ni entrar en la conversación hasta que supiera cuál era la conversación. Terminé con una maestría en escritura creativa y un doctorado en literatura y medio ambiente, y el estudio intenso de libros me ayudó a encontrar mi propia voz.

Después de escribir una memoria que permanece en el cajón, comencé Casi en algún lugar en serio en 2003 mientras trabajaba en mi doctorado y escribía poesía. Terminé un borrador en 2009 y comencé a enviarlo, aunque no estaba listo. A veces, el rechazo nos salva. Modifiqué el libro y lo envié a casi 100 agentes, y los que expresaron interés dijeron que no era lo suficientemente comercial. Luego, el libro pasó por otra revisión importante, y un agente muy amable me sugirió que lo enviara a una editorial universitaria, y así fue como terminé en University of Nebraska Press. El libro encontró su hogar perfecto en la serie Outdoor Lives.

¿En qué se diferencia (si es que lo hace) su proceso para escribir libros de no ficción / memorias de escribir poesía?

Me siento tentado de decir que la poesía es divertida y la prosa es trabajo, pero eso no es exactamente cierto. Ambos son divertidos y ambos son trabajo. Mi objetivo es llevar la poesía a la prosa, crear las imágenes dentro de la narrativa. Creo que la principal diferencia en la escritura, sin embargo, es que en las memorias, tengo que agregar la capa de reflexión, la parte en la que reflexiono sobre lo que pienso sobre el momento, mientras que en la poesía eso se deja principalmente al lector. Y esa reflexión o meditación es difícil porque tiene que ser realmente honesto para ser bueno, y es difícil llegar a ese tipo de verdad. Hay una vulnerabilidad en eso. También creo que cuando escribes memorias, realmente tienes que bloquear esa voz que pregunta: “¿Para qué estás escribiendo eso? ¿De verdad quieres que todos sepan eso de ti? " En poesía, esa voz se ve atenuada por el hecho de que siempre puedo decir: “¿Ah, eso? Yo me lo inventé ".

Estoy muy intrigado por el título de su último libro: Trazando la temporalidad. Es una palabra que he usado mucho cuando hablo de escritura, particularmente sobre cómo experimentamos el lugar (que está 'limitado por la temporalidad') versus cómo escribimos sobre el lugar (en el que se puede jugar con la temporalidad, casi como posprocesar una imagen) . ¿Qué significa “trazar la temporalidad”? ¿Es eso lo que esencialmente hace el acto de escribir?

Creo que tu pregunta es mucho más inteligente de lo que será mi respuesta. Encontré el título mientras leía crítica literaria sobre Emily Dickinson. El crítico dijo que Dickinson traza la temporalidad, y eso se me quedó grabado, no solo porque es cierto para la poesía de Dickinson y para escribir poemas en general, sino porque me gustó la forma en que las palabras sonaban juntas, que es esencialmente la forma en que escribo poemas: jugando. con las formas en que las palabras trabajan juntas. En cuanto a lo que significa, creo que nuestras vidas trazan la temporalidad. Trazamos el curso de nuestras vidas a lo largo del tiempo, trazando los segundos hasta que se convierten en minutos y los minutos hasta que se solidifican en una hora.

Esta mañana, una querida amiga mía perdió a su padre y me dijo que una de las monjas que estaba allí había dicho algo sobre nuestras "vidas temporales". Siendo poeta ella misma, eso resonó en ella, y mientras respondo a esta pregunta, no puedo evitar pensar en esas dos palabras juntas: vida temporal. Y tampoco puedo evitar pensar en cómo escribir es una forma de capturar nuestras vidas temporales, solidificar el segundo o el momento para que exista en algún lugar porque el momento en sí, bueno, eso se ha ido excepto en nuestras mentes y recuerdos y nuestro arte y literatura. Las obsesiones del libro son el tiempo, la muerte y el sexo y dónde se cruzan esas cosas, por lo que el título Trazando la temporalidad, aunque es difícil de decir, me pareció bien.

¿En qué estás trabajando en El Salvador?

No tengo nada en mente, aparte de trabajar en mi español y mi bronceado. Pero siempre llevo un diario, y por lo general surge algo cuando viajo, así que será una sorpresa.

Ver el vídeo: 16 LIBROS PARA REINVENTARTE EN CUARENTENA (Octubre 2020).